5 formas esenciales de protegerte del fraude en tiempos de coronavirus

5 formas esenciales de protegerte del fraude en tiempos de coronavirus

No te dejes engañar, combate a los estafadores con estos consejos

estafas pandémicas

En tiempos de incertidumbre, los estafadores se pasean a sus anchas, buscando cualquier oportunidad para atacar y engañar a los más vulnerables, que en muchos casos resultan ser las personas mayores. 

Ya sea que te envíen correos electrónicos o hagan llamadas fraudulentas, estos impostores se las arreglan hasta para solicitar donaciones falsas, compartir información inventada sobre la vacuna para el COVID-19 o incluso fingir ser rastreadores de contacto. No hay duda de que no tienen escrúpulos y buscarán formas de aprovecharse a menos que te protejas.

A continuación, te contamos cómo no dejarte engañar y protegerte de las estafas:

1. Cuidado con quienes compartes tu información
Comparte tu información únicamente con tu médico, farmacéutico, hospital y asegurador de salud. Si alguien te llama por teléfono y te dice que es un representante de Medicare y te solicita tu número de Medicare u otra información personal, simplemente cuelga el teléfono. Medicare ha reiterado que sus empleados nunca llamarán a los beneficiarios para solicitar o "corroborar" el número de Medicare.

“Advertimos a los beneficiarios de Medicare que los estafadores pueden intentar usar esta pandemia para robar su número de Medicare, información bancaria, u otros datos personales”, informó la agencia en declaraciones escritas.

Medicare modificó su diseño en las tarjetas para que ya no muestren los números de Seguro Social y así reducir el fraude y proteger a los beneficiarios del robo de identidad. Incluso con esta actualización, deberías proteger tu tarjeta de Medicare como lo harías con una tarjeta de crédito.

2. No hagas compras por teléfono
Medicare informó que sus representantes tampoco llamarían a sus beneficiarios para venderle algo o inscribirlos en un programa de Medicare por teléfono.

A nivel local, el Departamento de Justicia se unió al llamado de alerta y recomendó a los beneficiarios de Medicare a estar atentos a los esquemas de fraude más comunes en Puerto Rico ante la amenaza de contagio con COVID-19. La estafa más utilizada consiste en una llamada telefónica en la que los impostores ofrecen pruebas para detectar COVID-19 y vacunas contra la infección. 

Según el Departamento de Salud de Puerto Rico, los estafadores se comunican con los beneficiarios, incluyendo llamadas de telemercadeo, publicación de plataformas de servicio en las redes sociales y visitas puerta a puerta para ofrecerles los tratamientos. 

Actualmente, no hay vacunas, ni tratamientos, ni productos 100 por ciento efectivos contra el COVID-19. Ignora cualquier acercamiento que prometa ofrecer un tratamiento o cura contra el virus, a menos que provenga de tu médico directamente.

Si no llamaste tú por teléfono a un representante de Medicare ya sabes que al recibir una llamada no solicitada de alguien que alega ser del programa se trata de una estafa. 

Descubre más información sobre MMM.
Encuentra más información o solicita una orientación de un representante de MMM.

VER MÁS 

3. No respondas mensajes de desconocidos
Lo mismo aplica para mensajes no solicitados por texto y correo electrónico. No contestes, abras o respondas a emails relacionados al COVID-19 de personas o entidades desconocidas.

La estrategia de los estafadores es enviar correos y mensajes de texto a un grupo enorme de usuarios, con la esperanza de engañar a alguna víctima. Ignora las ofertas o anuncios en las redes sociales que promocionan las pruebas o tratamientos de COVID-19.

El Better Business Bureau (BBB, por sus siglas en inglés) advirtió que los mensajes más comunes que envían los estafadores relacionados con el COVID-19 van dirigidos a ofrecer curas, advertencias sobre la necesidad de someterse a una prueba u “ofertas especiales”.

Otro de los mensajes fraudulentos más comunes incluyen instrucciones para que las personas actualicen su información con el fin de recibir un pago de estímulo económico del gobierno.

4. Rastreadores de contactos de COVID-19
Como regla general, los rastreadores de contacto le deberán ofrecer información sobre los lugares en que alguna persona contrajo el virus. Corrobora si en efecto, has visitado alguno de esos lugares.

Los estafadores comúnmente se hacen pasar por personal del Departamento de Salud local para informar que has estado en contacto con alguien que tiene COVID-19. Luego piden información sobre la tarjeta de crédito “antes de continuar”.

En el caso de que hayas estado en contacto con un caso sospechoso de COVID-19, los rastreadores de contacto legítimos te requerirán información sobre tu salud, y nunca te solicitarán tu información financiera.

También hay que mantener en perspectiva que a menudo los impostores falsifican la información del identificador de llamadas para que sea más probable que les creas.

5. Asegúrate de revisar los estados de reclamos de Medicare 
Si crees que has sido víctima de este tipo de acercamiento para pruebas, vacunas o suplido de equipo médico para el tratamiento del COVID-19, puedes escribir al Departamento de Justicia un correo electrónico a PRMFCU@justicia.pr.gov. 

La Unidad de Control de Fraude al Medicaid (MFCU), adscrita al Departamento de Justicia, te orientará. También puedes utilizar la línea de llamadas del National Center for Disaster Fraud Hotline al 1-866-720-5721 o escribir a disaster@leo.gov.