8 consejos para comer bien sin afectar tu bolsillo

8 consejos para comer bien sin afectar tu bolsillo

Nutrición a menor costo, ¡claro que es posible! 

Tienda de comida

A veces, hacer una compra de comida, puede causarte preocupaciones por el gasto de dinero. En ocasiones, esa inversión puede parecerte mayor si estás tratando de comer de manera saludable. Pero no tienes que renunciar a tus metas de salud para ahorrar dinero, lo que necesitas es un plan.

“Debemos romper con el mito de que comer saludable es caro, lo que hay es que seleccionar los alimentos que estén en temporada y ser creativos con los ingredientes para maximizar los mismos”, explica la gerente del servicio de nutrición y educación de Vita Care, Dennice Miner. 

No solo eso, sino que las opciones de alimentación saludable son una de las mejores formas de ayudar a controlar las afecciones crónicas, como las enfermedades cardíacas y la diabetes. De hecho, investigadores de la Universidad de Tufts, en Massachusetts, recientemente publicaron un estudio que muestra que se pueden ahorrar más de $100 mil millones en costos de atención médica mediante hábitos alimenticios saludables.

“Al comer saludable, puedes ayudar a evitar o retrasar condiciones de salud, lo cual te ayudará a ser más productivo por más tiempo y, los gastos relacionados con una condición médica serán menores, así que es mejor ver nuestra comida como una inversión en nuestro cuerpo”, comenta la también licenciada en nutrición y dietética. Lo que se gasta en la caja del supermercado, se traduce en ahorros en el médico y en la sala de emergencias”, añadió.

Además, comer saludable ayuda a nuestro cuerpo a obtener nutrientes importantes, como las vitaminas y los minerales, que son claves para combatir el daño o degeneración celular que ocurre con los años. 

Aliméntate más saludablemente con MMM a Tu Mesa.
Visita el catálogo para ordenar de entre cientos de productos y recibirlos a la puerta de tu casa.

Prueba estas estrategias para disfrutar de alimentos deliciosos y saludables y evitar visitas médicas frecuentes, sin arruinar tu bolsillo.

1. Crea un presupuesto de alimentos. No puedes tratar de ahorrar dinero de manera activa en alimentos saludables si no tienes un control sobre tu presupuesto de alimentos. De manera que, el primer paso es saber cuánto puedes gastar cada semana o mes exclusivamente en comida.

2. Planifica tus comidas. Suena lógico, pero te sorprenderá saber que la mayoría de la gente piensa muy poco en lo que van a comer durante los próximos días. Esto hace que, al llegar a la tienda, compren todo lo que se le antoja sin una estrategia definida. 

Haz un inventario de lo que tienes en tu nevera y en la alacena para planificar tus comidas. Esto minimizará el desperdicio de alimentos y evitará que compres de más. También es una buena idea consultar tu calendario para ver qué tipo de semana te espera. Si tendrás unos días muy ocupados, quizás sea buena idea cocinar más a inicios de semana y dejar comida lista para calentar durante el resto de la semana. 

En los días menos agitados, podrías ser más creativo con lo que cocinas.

3. Busca cortes magros de carne a bajo costo. Estate atento a las ofertas del supermercado en los cortes de carne más saludables, como el pavo molido 99 por ciento sin grasa, pechugas de pollo y carne de res molida magra.

“Por ejemplo, el pollo enlatado es una excelente opción a bajo costo como fuente de proteína y se puede preparar en una ensalada. Busca alternativas de vegetales locales más económicos”, dice Miner.

4. Compra las opciones más grandes. Los envases de yogur de una sola porción pueden ser más convenientes, pero comprar la versión más grande de yogur natural sin grasa o bajo en grasa es un ahorro de costos y es bueno para la salud. Así mismo, puedes aprovechar para hacer una compra de otros artículos que ofrecen opciones de tamaño familiar. Lo importante es que te acuerdes de distribuir la compra a través de la semana para que no se pierda el restante por no ser consumida. 

5. Agrega verduras a los platos de carne. Prepara tus recetas favoritas en salteados, guisos y hamburguesas y reduce la cantidad de carne combinándola con setas picadas, arroz de coliflor o batatas. Estarás ahorrando dinero porque esa carne sobrante se puede usar en la comida del próximo día, pero también reduces calorías y grasas saturadas mientras ganas más fibra y otros nutrientes importantes.

“Acércate a tu plaza del mercado o vendedor de frutas y vegetales más cercano. Ahí conseguirás alimentos locales en temporada”, recomienda Miner. 

6. Compra más granos y legumbres. Estos superalimentos son versátiles y asequibles. Además, cuestan mucho menos que la carne y están repletos de proteínas, fibra y otros nutrientes clave. 

7. Consume más cereales integrales. Son tan importantes para una dieta saludable que vale la pena gastar más en ellos. A diferencia de sus homólogos refinados, los cereales integrales son una buena fuente de fibra dietética, que desempeña un papel en la salud del corazón y la función digestiva, y es importante para promover un sistema inmunológico saludable. En especial, los cereales integrales como la quinoa proporcionan una cantidad significativa de proteínas, lo que en algunos casos puede reemplazar parte de la carne roja en nuestra dieta.

8. Revisa la sección de descuentos. La mayoría de los supermercados ofrecen descuentos en frutas y verduras frescas que están cerca de caducar, así como otros productos que anuncian a través de sus shoppers semanales. Ahí podrías conseguir aquellos alimentos que planificas cocinar en los próximos días a menor costo.

“Busca los especiales publicados en los shoppers de los supermercados y, con eso en mente, planifica tus recetas de la semana. Por ejemplo, si compras carne molida, puedes utilizarla para varias recetas esa semana”, comenta Miner. 

MMM llega a tu mesa
Los afiliados de MMM tienen una forma adicional de ahorrar. Como parte de los beneficios de A Tu Mesa, puedes contar con un catálogo que te permite seleccionar de entre una gran variedad de alimentos que forman parte de un plato saludable y ordenarlos para que sean entregados a tu hogar sin costo adicional. 

Puedes acceder al catálogo al visitar el sitio web de A Tu Mesa y escoger entre más de 200 productos, ordenarlos por teléfono o a través de la aplicación móvil de MMM y recibirlos a tu puerta en tres días o menos. Además, tendrás acceso a recetas, consejos de expertos y valiosa información para alcanzar tus metas de nutrición.


MMM-MKD-ARC-8334-040821-S
Y0049_2021 4037 0046 2_C