7 pasos a seguir para tomar control de la diabetes luego del diagnóstico

7 pasos a seguir para tomar control de la diabetes luego del diagnóstico

Un plan de acción para diabéticos en busca de salud plena.

Mature couple jogging outside.

Las preocupaciones y la ansiedad que surgen cuando debes manejar la diabetes pueden ser abrumadoras. Después del diagnóstico, es posible que te preguntes cómo hacer para crear un nuevo plan de dieta, incorporar una rutina de ejercicios y mantener a la familia informada.

A continuación, encontrarás 7 sugerencias para mantener tus niveles de glucosa en sangre lo más cercanos posible al rango normal y tu plan de bienestar en pie.

  1. ¿Qué tipo de diabetes tengo?

  • Diabetes tipo 1. Se presenta cuando el sistema inmunológico ataca las células del páncreas que producen insulina, causando que este órgano no la produzca en cantidades suficientes. Tiende a afectar a niños y jóvenes.
  • Diabetes tipo 2. Con el paso del tiempo, se pueden afectar las células que producen insulina, provocando una reducción en su producción o que la que producen no se utilice de manera eficaz para el cuerpo. Afecta mayormente a personas de edad avanzada, con obesidad, sedentarias o con historial familiar de diabetes. 
  • Diabetes gestacional: se presenta durante el embarazo y, por lo general, se diagnostica entre la semana 24 y 28 del embarazo.
  1. Identifiqué mi diabetes. ¿Qué hago ahora?

La educadora en salud de MMM, Chejara De León Alago, indicó que establecer qué tipo de diabetes tienes es un paso primordial. "De esta manera, podrás desarrollar, junto a tu médico, un plan de cuidado adecuado para ti", expresó.

De León Alago mencionó que la modificación de estilos de vida incluye alimentarse de manera saludable, llevar a cabo actividad física y cumplir con los horarios y la ingesta de medicamentos, según recomendados. Estos hábitos son la base para mantener controlados los niveles de la glucosa y prevenir complicaciones a largo plazo.

Programa tu examen de salud anual hoy.
Visita la lista de proveedores de MMM para encontrar un médico o proveedor de salud cerca de ti.

 

  1. Tengo miedo de preocupar a mi familia.

  • Notifícales cuanto antes. Déjales saber a tus seres queridos y a los allegados que tu páncreas ha pasado por una serie de cambios y que vas a necesitar cumplir con unos medicamentos para controlar los niveles de azúcar.
  • Pide apoyo. Involucrar a las personas de confianza en este proceso es igual de importante. Por ejemplo, integrarlos al momento de preparar los alimentos para que te motiven a no ingerir muchas fuentes de carbohidratos o que te ayuden a mantener un récord sobre los niveles de azúcar en tu sangre.
  • Ve acompañado a las citas. Solicítales que te acompañen a las citas médicas para que estén orientados y les hagan preguntas a los profesionales de la salud, para aclarar dudas y que aprendan juntos todo lo necesario para controlar la diabetes.

Estar informado e informar a las personas más cercanas a ti es la herramienta más efectiva a la hora de manejar la diabetes, para mantenerla controlada.

  1. La actividad física es clave

Además de planificar las comidas adecuadamente, tomar los medicamentos recetados y limitar el estrés, hacer actividad física con regularidad es un aspecto clave para tomar control de la diabetes. Cuando haces actividad física, las células se vuelven más sensibles a la insulina, por lo que pueden utilizarla más eficientemente. Por lo tanto, hacer ejercicio con regularidad puede reducir tu nivel de glucosa y mejorar tu nivel de hemoglobina glicosilada.

"Al reducir los niveles de azúcar en sangre mediante una rutina de ejercicio varias veces en semana, es posible que hasta tengas que usar menos medicamentos", señaló De León Alago. La actividad física también es importante para el bienestar general y puede ser beneficiosa en el caso de muchos otros problemas de salud.

De León Alago recalcó que mantenerse activo con regularidad brinda múltiples beneficios, entre ellos, quemar calorías, mantener un peso adecuado, reducir los síntomas de la depresión y mejorar la calidad de vida.

10 minutos al día son suficientes

Si nunca has hecho ejercicio físico, comienza poco a poco, con actividades livianas como caminar. Puedes empezar con unos 10 minutos cada día. Luego, camina más tiempo hasta llegar, por lo menos, a 30 minutos al día, entre 3 y 5 días a la semana.

Si la recomendación médica incluyó bajar de peso, aumenta tu rutina de ejercicios a 60 minutos al día, varios días a la semana, tomando en cuenta el tipo de actividad física adecuada para ti. Y recuerda utilizar ropa cómoda y zapatos apropiados. También es importante ingerir agua cada 15 a 20 minutos cuando te estés ejercitando y aunque no sientas sed, para evitar la deshidratación.

No lleves a cabo actividad física cuando termines de comer. Monitorea tus niveles de azúcar antes y después del ejercicio, y evalúa si debes hacer una pequeña merienda, si la glucosa está por debajo del nivel recomendado por el médico. "Consulta con tu médico antes de comenzar un plan de ejercicios. En la consulta, se determinará cuál es la rutina más adecuada para ti", recomendó De León Alago.

Con MMM, lo tienes todo en un solo lugar.

Visita www.mmm-pr.com para conocer más sobre tus beneficios y encontrar actividades junto a otros afiliados en los Members’ Clubs.

  1. Buena alimentación

Los alimentos que se deben limitar son los que tienen alto contenido de azúcar, tales como refrescos de soda, jugos, donas, bizcochos, helados y dulces, entre otros. "Consume agua en vez de bebidas azucaradas y considera sustitutos de azúcar para el café o té. Limita los alimentos fritos y con alto contenido de sodio, estos traen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares", exhortó De León Alago.

Una guía básica de qué comer y qué no comer

  • Evita la sal. A la hora de ir al supermercado, identifica los productos que están rotulados en la etiqueta como bajos en sodio. Además, sustituye la sal por hierbas y especias para condimentar alimentos.
  • Consume carnes bajas en grasa. Las proteínas no alteran los niveles de la azúcar en la sangre, así que pueden continuar formando parte de tu plato. Selecciona una variedad de carnes bajas en grasa, tales como pollo, pavo y pescado. Remueve la piel y ponlas al vapor, a la parrilla o al horno. Los productos lácteos bajos en grasa, tales como leche, quesos, yogur y mantequilla, así como los granos, las nueces y las semillas son fuentes saludables de proteína.
  • No olvides los vegetales. Los vegetales deben componer la mitad de tu plato porque contribuyen a que los niveles de azúcar en sangre no se eleven demasiado luego de consumirlos. Aportan nutrientes saludables y son bajos en grasa, carbohidratos, calorías y no contienen colesterol. Además, aportan fibra, lo que ayuda al sistema digestivo y evita el estreñimiento.
  • Considera las frutas para la merienda. Las frutas frescas son una alternativa de merienda saludable, en las proporciones adecuadas. No obstante, para este y los demás grupos alimentarios, es necesario que tengas una consulta con un especialista en nutrición y dietética, de modo que establezcan el plan de alimentación adecuado para ti, según tus laboratorios.

En resumen, las comidas bajas en sodio, bajas en grasas y en azúcar son la alternativa recomendada para modificar hábitos alimentarios. Es importante que planifiques tus comidas para escoger opciones saludables. Y, al salir del hogar, lleva alternativas de meriendas saludables, tales como frutas, nueces y zanahorias pequeñas, entre otros.

  1. ¿Cómo MMM puede ayudarme a acoplarme a una nueva dieta?

"En MMM, te ofrecemos ayuda para manejar la diabetes. Contamos con unas clínicas de cuidado especializado para personas con condiciones crónicas de salud, conocidas como Vita Care, las cuales disponen de un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud, entre los que se encuentran: nutricionistas, dietistas, endocrinólogos, farmacéuticos y educadores en salud, entre otros", indicó De León.

La educadora en salud añadió que la clave del programa está en diseñar un plan de alimentación saludable de acuerdo con las necesidades de cada persona. "En la reunión inicial, se discute la lectura de las etiquetas de los alimentos, las porciones adecuadas de alimentos y te brindamos educación sobre la diabetes, para que tengas herramientas de autocontrol y aprendas a manejar la glucosa", manifestó.

  1. Maneja tus emociones luego del diagnóstico

Ya sea a través de la familia o de amistades, dialogar con otras personas sobre tu condición ayuda a procesar tus emociones y sentirte apoyado.

  • El vaivén de emociones es normal. Durante esta primera etapa, es natural estar inestable emocionalmente o presentar depresión porque estamos acostumbrándonos a un nuevo estilo de vida.
  • Déjale saber a tu médico cómo te sientes. Aun así, es importante que le notifiques a tu médico cómo te sientes y si has perdido el interés por salir o dejar de hacer las actividades del diario vivir. De esta manera, te pueden encaminar a identificar qué tipo de ayuda es la adecuada para ti.

Conéctate con otras personas

Si notas que los síntomas emocionales se alargan o empeoran, pide ayuda cuando la necesites y sé sincero con tu círculo de personas más cercanas sobre cómo te sientes.

MMM cuenta con un Departamento de Salud Mental Integrada para ayudar a canalizar tus necesidades. Allí, se te puede brindar apoyo con psicólogos y psiquiatras.

Además, MMM cuenta con programas como el de Patitas Calientes, un recurso multidisciplinario que busca promover el bienestar físico y emocional mediante ejercicios, con entrenadores certificados. Dentro de los beneficios del programa, está el que mejoras tu estado de salud y disminuyes el riesgo de desarrollar enfermedades.

"Este programa ha demostrado ser efectivo entre los pacientes diabéticos porque, además de que te ayuda a alcanzar un estado físico óptimo, sirve de grupo de apoyo y social donde compartes con personas que tienen necesidades similares a las que presentas", indicó De León Alago.

Como si fuera poco, MMM también pone a tu disposición un centro de actividades conocido como Members’ Club, donde se realizan orientaciones, charlas educativas y clínicas de salud para el beneficio de los afiliados y donde aprendes a seguir cuidándote.


MMM Healthcare, LLC., cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo. MMM Healthcare, LLC., complies with applicable Federal civil rights laws and does not discriminate on the basis of race, color, national origin, age, disability, or sex. Y0049_2021 4037 0099 2_C

Regístrate a nuestro newsletter
¿Eres afiliado?
Temas de interés

Al enviar esta información, estás aceptando recibir comunicaciones y promociones de MMM.