11 preguntas que nunca debes olvidar hacerle a tu médico

11 preguntas que nunca debes olvidar hacerle a tu médico

La curiosidad es tu mejor aliada cuando se trata de recibir la mejor atención

11 preguntas que nunca debes olvidar hacerle a tu médico

Los exámenes de salud anuales no son solo una gestión más en la lista de tareas pendientes. Estas importantes visitas al médico representan, además, una oportunidad maravillosa para que aprendas más sobre tu salud y, con suerte, regreses a casa con más información y herramientas para tener una vida más saludable.

"Si dejas que tu médico hable y sea solo él / ella quien haga todas las preguntas en tu chequeo, estarás limitando tu cuidado", dice el Dr. Robert Raspa, médico de familia en Jacksonville, Florida, quien es portavoz de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

Toma nota de estas importantes preguntas para hacerle a tu proveedor de salud y sacarle el máximo provecho a tu visita:

1. ¿Mi presión arterial está dentro del rango saludable?
La presión arterial elevada es uno de los primeros signos de problemas cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y enfermedades renales, por lo que es bueno saber dónde se ubican tus números en el espectro. Si estás cerca del límite, tu médico puede recomendarte que realices cambios en tu estilo de vida o incluso recetarte medicamentos.

2. ¿Cuál es mi IMC (Índice de Masa Corporal)?
"Queremos que nuestros pacientes estén en un rango de peso saludable", dice el Dr. Raspa, "y discutir tu IMC nos da un punto de entrada para hablar sobre la importancia del ejercicio y una dieta saludable". Este señala que los números de IMC no siempre son perfectos, pero siguen siendo una herramienta útil para medir tu salud.

3. ¿Cuánta actividad física es recomendable para mí?
La Sociedad Americana del Corazón recomienda que se hagan, por lo menos, 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado o 75 minutos de actividad aeróbica intensa, idealmente combinada y distribuida a lo largo de la semana. Sin embargo, tu médico podrá proveerte indicaciones personalizadas sobre qué tipo de ejercicios son más adecuados para ti y crear un plan de acción para tu acondicionamiento físico.

Programa tu examen de salud anual hoy

Visita la lista de proveedores de MMM para encontrar un médico cerca de ti.

4. ¿Hay algo en mi historial de salud familiar que sea motivo de preocupación?
Varias enfermedades y condiciones crónicas se transmiten a través de la genética familiar. Con esta información, tu médico puede hablarte sobre medidas preventivas y/o pruebas específicas que pueden ayudarte a evitar problemas en el futuro. Asegúrate de mencionar cualquier enfermedad nueva que haya sido diagnosticada en tu familia o a lo largo de los años.

5. ¿Qué problemas de salud afectan comúnmente a las personas de mi edad? "Idealmente, tu médico mencionará este punto como parte del chequeo, pero si no lo hace, deberías hacerlo tú", sugiere el Dr. Raspa. El objetivo de esta pregunta es abrir un diálogo sobre tu estilo de vida y hábitos de salud para discutir posibles problemas futuros.

6. ¿Qué opciones existen para manejar la incontinencia urinaria?
Con la edad, disminuye la capacidad de la uretra para aguantar la presión que ejerce la orina contenida en la vejiga y pueden llegar a ocurrir accidentes involuntarios. Si esta es tu experiencia, debes saber que no estás solo; la incontinencia urinaria es una condición común en los adultos mayores. Habla con tu médico y déjale saber tu situación. Existen muchas maneras de manejar la condición y disfrutar tu vida sin este tipo de preocupaciones.

7. ¿Qué recomendaciones debo seguir para evitar caídas?
Si bien algunas caídas son inevitables, existen medidas preventivas que puedes tomar para mantenerte activo y seguro. Comparte con tu médico cualquier preocupación o pregunta que tengas sobre cómo evitar caídas tomando en cuenta tu salud física y los peligros que puedas enfrentar en tu ambiente. Tu proveedor de salud te ayudará a buscar alternativas para hacer de tu hogar uno seguro y tomar las precauciones necesarias al salir a la calle.

8. ¿Qué exámenes anuales son recomendables para mi edad y sexo? Muchos exámenes de detección de cáncer no comienzan hasta que alcanzas o pasas cierta edad. Pero, sin importar el momento en que te encuentres, no querrás salir del consultorio sin preguntar si es hora de programar, por ejemplo, una nueva prueba de Papanicolaou, una colonoscopía, una mamografía o un examen de próstata.

9. ¿Mi estilo de vida está perjudicando mi salud?
Si tu médico no te ha preguntado sobre tu vida sexual, la frecuencia con la que ingieres alcohol, si fumas tabaco, consumes algún tipo de droga o sobre el nivel de estrés diario que experimentas, respira hondo y trae estos temas en tu conversación.

"Estamos de tu lado y no estamos aquí para juzgar", asegura el Dr. Raspa. “Lo cierto es que muchas infecciones de transmisión sexual no presentan síntomas y pueden propagarse sin saberlo. En términos de manejo del estrés, tu médico puede compartir formas saludables de tratar la ansiedad y proveer herramientas para trabajar con la salud mental.”

10. ¿Siguen siendo necesarios mis medicamentos?
Recuérdale a tu médico todas tus recetas y las dosis, así como los suplementos y medicamentos sin receta (OTC) que tomas regularmente. Las condiciones de salud pueden mejorar con el plan de salud correcto, lo que puede significar que es hora de volver a analizar lo que estás tomando como parte de tu plan de tratamiento.

11. ¿Es esto normal?
Los cuerpos son distintos y, muchas veces, podemos tener algún problema que nos resulte difícil mencionar por el que sentimos curiosidad o preocupación. El doctor comenta que la incontinencia, los problemas de erección, dificultades intestinales y los síntomas de la menopausia se encuentran entre los temas más comunes que los pacientes tienen dificultades para discutir. "Adelante, por favor, atrévete a preguntarnos. Hay ayuda para todos estos problemas", expresa el especialista de la salud.

¿Cómo hacer que tu médico te escuche?
¿El secreto para una atención médica de primera? Sencillo: Comienza contigo mismo. "La capacidad de tu médico para determinar qué está mal y encontrar el mejor tratamiento depende de la comunicación", explica la doctora en enfermería y profesora de la Universidad de Minnesota, Mary Jo Kreitzer.

A continuación, te indicamos cómo desempeñar un papel activo en tu tratamiento de salud:

  • Conéctate con la recepción. “Déjale saber al personal secretarial por qué necesitas la cita”, explica la Dra. Kreitzer. "Ofrece suficiente información para que puedan programarla durante el período de tiempo adecuado".
  • Si hacer la cita a través de telemedicina no es una opción, sé creativo cuando haya una larga espera. “Lleva actividades para hacer como leer, escuchar música o practicar técnicas de relajación”, sugiere Kreitzer. "Es posible que no tengas el control del horario de tu médico, pero puedes controlar la forma en que usas tu tiempo".
  • Llega preparado. “Ten a la mano los detalles importantes de los que quieras conversar”, aconseja. Crea una lista de todos tus medicamentos actuales y compártela con tu médico.
  • Establece prioridades. Haz las preguntas más importantes al principio. "No dejes conversaciones importantes para el final de la cita”, dice.
  • Escucha activamente. Escribe las instrucciones sobre tus medicamentos o tratamientos y averigua a quién llamar más tarde si tienes preguntas. "No te vayas a menos que entiendas lo que debes hacer a continuación", explica la doctora.

MMM Healthcare, LLC, cumple con las leyes federales de derechos civiles aplicables y no discrimina por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, discapacidad o sexo. Actores pagados. MMM Healthcare, LLC, complies with applicable Federal civil rights laws and does not discriminate on the basis of race, color, national origin, age, disability, or sex. Y0049_2021 4037 0038 2_C